miércoles, 13 de marzo de 2013

6 LA PALABRA, BASE DEL SIGNIFICADO ORAL


Antes de leer este post, se aconseja haber leído el anterior “SONIDO, LETRA, PALABRA”.

Como vimos en el post anterior, la palabra podríamos definirla como un grupo de sonidos con significado. Dicho de otra manera, Aquellos sonidos que el cerebro tiene asociado con la imagen de algo conocido.

La palabra es un símbolo. Representa la realidad, pero no es la realidad en sí.

No es de extrañar, que cuando nos hemos encontrado solos, nos ha dado la sensación de oír a alguien hablar. Por más que hemos buscado a nuestro alrededor no hemos encontrado a nadie.

Nuestro cerebro guarda en la memoria, el sonido con lo representado; la sensación de alguien hablando, no es más que la interpretación de nuestro cerebro; por ello, el ulular del viento entre las hojas de los árboles o el murmullo de un arrollo, pueden darnos la sensación de personas hablando.

¿Es qué el cerebro pretende confundirnos? En absoluto, para distinguir el murmullo de un arrollo, del murmullo en una conversación humana tenemos el aprendizaje. A través de este acto, somos capaces de ir diferenciando distintos tipos de sonido. El número de conexiones interneuronales aumenta y con ello la capacidad cerebral para adaptarnos a nuestro medio ambiente.